Noticia

Terremoto en Ecuador genera acción humanitaria

Voluntarios de Manos Mormonas que Ayudan se suman

La noche del sábado 16 de abril del 2016, se registró un fuerte Terremoto en Ecuador que tuvo una duración de aproximadamente 60 segundos.  Se han reportado 577 muertos, entre ellos 11 miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, cerca de 1800 desaparecidos y más de 2000 heridos al momento. 


El Instituto Geofísico de Ecuador señaló que se trató de un movimiento telúrico de sesenta segundos aproximadamente, con una intensidad de 7.8 grados, con epicentro en la costa ecuatoriana, entre las localidades de Cojimíes y Pedernales, donde están las comunidades más afectadas. También precisó que se trata del terremoto más fuerte en el país desde 1979; y que al sismo inicial le han seguido más de 150 réplicas.


Miembros de La Iglesia
Las autoridades de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, han informado que hasta el momento se han reportado un total de 11 fallecidos.


Centros de reuniones
También se ha informado que en total, casi una decena de centros de reuniones tienen daños de alguna gravedad aún por confirmar.


Las autoridades eclesiásticas con sede en Lima, Perú, junto a todo el personal administrativo local e internacional han priorizado sus esfuerzos para atender a las familias de los miembros y no miembros de La Iglesia a fin de socorrerlos en este momento.


Ayuda humanitaria
El Departamento de Bienestar y de Ayuda Humanitaria está coordinando con las autoridades de defensa civil para hacer llegar ayuda necesaria a los damnificados. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es una de las organizaciones mundiales con más experiencia en acciones inmediatas de ayuda humanitaria.


Manos Mormonas que Ayudan
También ha sido activado el programa Manos Mormonas que Ayudan en el que voluntarios de todo el país se alistaron para apoyar a las autoridades ecuatorianas en la preparación de paquetes de ayuda, apoyo físico y moral a las tantas familias que han quedado afectadas. 


“Este es el mejor momento y oportunidad para demostrar la clase de cristianos que somos. Este es el momento de la empatía; de compartir; de llorar por nuestros muertos, consolar a sus familias, cuidar y sanar a los heridos, enjuagarnos las lágrimas y empezar a reconstruir nuestra ciudad y nuestras vidas. Esta es la hora de hacer lo que Jesucristo espera que hagamos” fueron las declaraciones que hizo un líder local de La Iglesia en Ecuador. 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.