Comunicado de Prensa

Se reafirma el Cristianismo Mormón

El debate que rodea a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormona) continúa su expansión, personas bien intencionadas están tratando de entender mejor el cristianismo de la Iglesia.  En un artículo publicado  en el Washington Post por el profesor Robert L. Millet de la Universidad de Brigham Young ,  explica que la Iglesia "se basa en la persona, poder y enseñanzas de Jesucristo" y agrega: "Él es nuestro rey, nuestro Señor y nuestro Dios".
 
El profesor Millet también señala que "la cuestión de si los mormones son Cristianos ha surgido una y otra vez". El describe cómo esta duda es un fenómeno exclusivamente moderno. "Los bautistas y metodistas y presbiterianos en el área [donde comenzó la Iglesia] sabían que los seguidores de José Smith creían en cuestiones doctrinales que se apartaban un poco del Cristianismo tradicional. La gente parecía asumir, sin embargo, que el mormonismo tenia lugar bajo el paragua del Cristianismo".
 
Para Millet la suposición es correcta. "Creemos que un Cristiano es alguien que sigue a Jesús. Para nosotros uno no es Cristiano simplemente porque él o ella posee una teología ´correcta'. La fe Cristiana debe ser manifestada por la forma en que uno habla y trata a sus semejantes. El apóstol  Pablo acusó a los quienes profesaban ser discípulos de Cristo diciendo: 'Si vivimos en el espíritu, debemos también caminar en el espíritu.' Creo que significa: Si hablamos de una cosa, realmente debemos hacer lo que predicamos.
 
Los Santos de los Últimos Días de hecho sí siguen a Jesucristo: oran y adoran en su Santo nombre (consulte Matéo 6:9-13); están bautizados (véase Matéo 3:13-17) y participan de su Sacramento (véase Lucas 22:19-20); creen en hacer el bien a los demás (consulte Hechos 10:38) y testifican del Salvador tanto en palabra  como con sus hechos (véase Santiago 2:26). Jesús es la única manera de alcanzar la salvación y creemos que su amor y gracia están disponibles para todos.
 
Millet explica que, como miembros de la Iglesia, "podemos definirnos y explicar lo que realmente creemos". Mientras que no queremos "comprometer nuestro carácter distintivo o ignorar nuestras diferencias con otros grupos religiosos", creemos que es importante "celebrar nuestras similitudes y trabajar juntos para solucionar muchos de los problemas que preocupan a nuestra sociedad.
 
Los comentarios de otras voces Cristianas prominentes han reforzado recientemente tales sentimientos. "Estoy convencido que debemos tomar la palabra de los mormones y reconocer la sinceridad de su convicción de que Jesucristo es su Señor y Salvador", escribe Stephen H. Webb, un profesor de religión en el Wabash College, en un artículo reciente. "Por ahora deberíamos conocer mejor en lugar de juzgar a nuestros compañeros seguidores de Jesús por las especulaciones filosóficas, en lugar de eso darnos cuenta de los frutos de su fe."
 
Claramente, la Iglesia no es católica ni protestante, pero para describirla como otra cosa que Cristiana es simplemente inexacto. Creemos en la restauración del antiguo cristianismo y la Iglesia que Cristo estableció con doce apóstoles y la autoridad de Dios. Para nosotros los miembros de la Iglesia Cristo ha sido y seguirá siendo siempre, el Salvador del mundo y el Hijo Divino de Dios. Es el mismo Jesucristo del Nuevo Testamento que enseñó acerca de fe  y amor por Dios y la humanidad.
 
Ni Moisés, ni Pedro, ni José Smith - Jesucristo es el objeto de la devoción de los mormones y a Él adoramos. Como el profeta José Smith mismo enseñó, "Los principios fundamentales de nuestra religión concernientes a Jesucristo son, que Él murió, fue sepultado y se levantó al tercer día, y ascendió al cielo; todas las otras doctrinas que pertenecen a nuestra religión son apéndices de esta creencia fundamental."
 
 

 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.