Sacerdocio Aarónico

Sacerdocio Aarónico

Tema

Sacerdocio Aarónico es el menor de los dos niveles u órdenes del sacerdocio en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. El Sacerdocio Aarónico se confiere a los varones fieles de la Iglesia a partir de los 12 años, y a cada uno de ellos es ordenado individualmente por la imposición de manos. Se dice que los que han sido ordenados “poseen” el sacerdocio; la mayoría de los hombres Santos de los Últimos Días, incluso los jóvenes, son poseedores del sacerdocio.

Hay cuatro niveles u oficios en el Sacerdocio Aarónico: diácono, maestro, presbítero y obispo. Normalmente, los diáconos tienen entre 12 y 14 años de edad; los maestros, entre 14 y 16; y los presbíteros, entre 16 y 18. El oficio de obispo es una ordinación que lleva un varón adulto para actuar como líder de una congregación local. Los varones que se unen a la Iglesia después de los dieciocho años no necesitan pasar por cada nivel, y por lo general empiezan como presbíteros.

Los poseedores del Sacerdocio Aarónico preparan la Santa Cena (comunión) y la ofrecen a los miembros de la Iglesia durante los servicios de adoración dominicales, ayudan a visitar a los miembros en su hogar, recolectan contribuciones para los pobres y llevan a cabo otros deberes de servicio. El nombre del Sacerdocio Aarónico proviene de Aarón, hermano de Moisés, del Antiguo Testamento.

El propósito del Sacerdocio Aarónico es de preparar a los hombres jóvenes para recibir el orden mayor del sacerdocio, a saber, el Sacerdocio de Melquisedec. En este orden del sacerdocio un hombre digno puede oficiar en muchas ordenanzas de la Iglesia, especialmente las que pertenecen a la familia. Por medio del sacerdocio los hombre jóvenes demuestran responsabilidad, buen carácter y como servir al prójimo. El sacerdocio es para servir a otros; uno no puede usarlo por su propio beneficio. 

Véase también: Sacerdocio de Melquisedec 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.