Un mensaje navideño de la Presidencia de Área

Un mensaje navideño de la Presidencia de Área

Noticia

Jesucristo nunca se desvió de Su mensaje de paz y buena voluntad hacia todos.

De parte de la Presidencia de Área de Centroamérica, el élder Kevin R. Duncan, presidente, compartió el siguiente mensaje navideño a toda la gente de Centroamérica:

“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado; y el principado estará sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz” (Isaías 9:6).

Esa profecía familiar de Isaías, inmortalizada en la escritura y en el canto, nos recuerda la promesa de nuestro Redentor Jesucristo porque Él es verdaderamente el Príncipe de la Paz.

Es Él a quien buscamos encontrar, el camino a través de un mundo tumultuoso. Nefi, un profeta quien vivió en el continente americano en el sexto siglo antes de Cristo, nos enseña que “hablamos de Cristo, nos regocijamos en Cristo, predicamos de Cristo, profetizamos de Cristo y escribimos según nuestras profecías, para que nuestros hijos sepan a qué fuente han de acudir para la remisión de sus pecados” (2 Nefi 25:26).

Nuestro Salvador navegó en un mundo violento. Conoció el dolor. Conoció el sufrimiento. Fue testigo del odio, hacia Sí mismo y hacia los demás. Y Él nunca se desvió de Su mensaje de paz y buena voluntad hacia todos.

Esto fue claro cuando estaba listo para completar su misión terrenal y describió para sus discípulos el camino de la paz que se encuentra en el Evangelio de San Juan: “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15). Esa simple declaración muestra devoción hacia el plan de paz en la tierra.

Y en ese mismo capítulo aprendemos que el Consolador - El Espíritu Santo - estará con nosotros como guía, para ayudarnos a permanecer cerca a la Palabra de Dios. “Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que os he dicho. La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo” (Juan 14:26-27).

Que encontremos consuelo en las palabras de nuestro Salvador, crezcamos en la fe y mantengamos un perfecto resplandor de esperanza durante esta temporada navideña.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.