Matrimonio en el templo

Matrimonio en el templo

Tema

Los miembros de la Iglesia creen que con el matrimonio en el templo son “sellados”, o sea, bendecidos para perdurar por la eternidad. Una creencia fundamental de los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es el concepto de que la unidad familiar puede continuar más allá de la tumba como entidad consciente y amorosa, con la asociación matrimonial y la relación entre padres e hijos intactas.

Una vez que una pareja se casa y se sella en un templo, los hijos que nazcan de ese matrimonio estarán automáticamente sellados a sus padres al nacer. Si los hijos nacen antes de que la pareja esté sellada, posteriormente pueden ser sellados a sus padres en el templo. Los hijos adoptivos también tienen la oportunidad de ser sellados a sus padres adoptivos.

El concepto de la familia eterna proviene de las Escrituras y de la revelación moderna. Por ejemplo, en el Nuevo Testamento, en Mateo 16:19, se relata que Jesucristo le dijo al apóstol Pedro: “Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos, y todo lo que ates en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desates en la tierra será desatado en los cielos”. La Iglesia equipara la palabra “atar” con “sellar”.

De acuerdo a una investigación citada en un artículo que apareció en el diario Los Angeles Times en el año 2000, se concluye que “en esta época de divorcio, las bodas efectuadas dentro de un templo mormón están hechas para durar”, con una tasa de divorcio de sólo seis por ciento. En otro estudio publicado en 1993 en Demography Magazine, se llegó a la conclusión de que, entre los estadounidenses, los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días que se casan en uno de los templos de la Iglesia son los que están menos propensos al divorcio.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.