Juventud de la Iglesia

Juventud de la Iglesia

Tema

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días proporciona un extenso programa para la Juventud de la Iglesia por medio de las organizaciones de los Hombres Jóvenes y las Mujeres Jóvenes. Los jóvenes de 12 a 17 años asisten a las clases de la Escuela Dominical para recibir instrucción religiosa y se reúnen varias veces al mes para tener actividades sociales que incluyen proyectos de servicio, actividades deportivas, campamentos y bailes. Asimismo, los hombres y las mujeres jóvenes ocupan cargos de liderazgo dentro de la organización, con los cuales adquieres aptitudes de liderazgo tales como la fijación de metas, la planificación de actividades de grupo y la resolución de problemas.

Hombres Jóvenes

Los varones dignos son ordenados al oficio de diácono en el Sacerdocio Aarónico a la edad de 12 años. Avanzan al oficio de maestro a los 14 años y al oficio de presbítero a los 16. Una de las responsabilidades principales de los líderes en el programa de los Hombres Jóvenes es preparar a los jóvenes para aceptar responsabilidades del sacerdocio además de edificar en ellos un testimonio de Jesucristo y de Su evangelio.

Las responsabilidades de los hombres jóvenes que tienen oficios en el sacerdocio contemplan la preparación y repartición de la Santa Cena (comunión) a los miembros durante los servicios de adoración dominicales, visitar y enseñar a los miembros en su hogar y recolectar contribuciones para los pobres.

A través de un programa de logros llamado “Mi Deber a Dios”, la organización de los Hombres Jóvenes también prepara a los jóvenes para sus futuras obligaciones con su familia, en su vida personal y en la comunidad. Adicionalmente, la Iglesia apoya y auspicia el Escultismo para los jóvenes en los Estados Unidos y Canadá.

Mujeres Jóvenes

El propósito del programa de las Mujeres Jóvenes es ayudar a las adolescentes a edificar su testimonio de Jesucristo y aprender habilidades que las preparen para sus futuras funciones como mujeres en la Iglesia y como miembros que aportan a la sociedad.

Las líderes de las Mujeres Jóvenes planean clases dominicales en las que enseñan a las jóvenes los principios del Evangelio y la forma de aplicarlos a su diario vivir.

Las jóvenes participan en un programa de logros llamado “El Progreso Personal”, en el que fijan metas en ocho aspectos o valores: fe, naturaleza divina, valor individual, conocimiento, elección y responsabilidad, buenas obras, integridad y virtud. Las jóvenes también aprenden valiosas habilidades y logran reconocimientos por medio del programa de campamento de las Mujeres Jóvenes.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.